Guía del cannabis 2019

Guía del cannabis 2019

Mítica planta de origen oriental y con generosas propiedades no solo medicinales, sino también recreativas, que a pesar de haber pasado por una pequeña era de prohibición, despierta en nuestros tiempos a un nuevo horizonte de tolerancia; aquí estaremos resolviendo tus principales dudas, con base en la documentación científica y legal actualizada a la fecha; marihuana legal en España, cannabis daños a la salud, marihuana como se consume, planta medicinal, como se siembra, como consumirla de la forma menos dañina, etc. Todas las respuestas y recomendaciones que debes saber.

Qué es la marihuana

Lo que comúnmente se conoce como Marihuana o cannabis, corresponde en realidad a diversas variedades de cannabis sativa, una planta con origen en las montañas del Himalaya, y que ha sido usada desde hace miles de años por diversas culturas debido a sus múltiples propiedades, siendo en la actualidad ampliamente utilizada por fines medicinales y lúdicos, pero también industriales para una incontable cantidad de objetivos.

Marihuana cómo es

Conocer los diferentes tipos de marihuana, también te ayudará a comprender qué variedades pueden ser más propicias para fines en concreto.

Cannabis sativa

Este tipo de marihuana se distingue físicamente por tener sus hojas más delgadas y una viva tonalidad de verde; esta variante es lo que se podría sintetizar como un viaje hacia arriba, es decir es un estimulante que puede generar también energía, detonar la creatividad, la concentración y el buen ánimo. Es aquí donde se tiene mayor proporción de tetrahidrocannabinol (THC), que es el componente activo del cannabis que genera ese efecto eufórico, y el que resulta también el principal motivo de prohibición.

Cannabis indica

En cambio, la cannabis indica, suele tener una tonalidad más hacia abajo, es decir, contribuye a la relajación, a tal grado que ayuda para dormir, y por tanto también se usa como remedio para la ansiedad, el estrés o el dolor. En este caso también es mayor la sensación de apetito y menor la proporción de THC, teniendo en cambio mayores niveles de Cannabidiol (CBD).

Cannabis híbrida

Hoy en día, la mayoría de variedades que circulan comercialmente, pertenecen a alguna de las variantes de cannabis híbrida, las cuales, aunque tienen su base en alguna de las especies principales de cannabis, también se han explorado variantes, buscando ofrecer experiencias más particulares, por ejemplo, con efectos más intensos, más optimistas, más largos, más divertidos, etc.

Marihuana como se consume de la forma menos dañina

No hay forma sana de consumir cannabis, aunque al menos la gran mayoría de expertos e investigadores en temas de salud, coinciden en que, para fines medicinales, las píldoras o gotas con la dosis exacta, administradas por un especialista, es la mejor vía; mientras que en un ámbito lúdico la vaporización resulta una forma menos dañina que fumar por alguna de las vías tradicionales de combustión.

Como mencionábamos, el THC es la sustancia activa que genera los deseados efectos del cannabis cuando se trata de objetivos recreativos; y para su obtención no es necesaria la combustión, basta con calentar un poco, y se podrá comenzar a liberar en forma de vapor, lo que permite una absorción más efectiva, y sin las 11 sustancias tóxicas que se producen en la combustión.

Al calentar la planta y llevarla a los 145ºC, es cuando los cannabinoides se comienzan a evaporar, aunque la máxima eficiencia de vaporización, se considera a los 180ºC en la mayoría de casos. Cabe señalar que la planta en sí no produce un daño al organismo humano, sino las sustancias que pueden acompañarla en procesos como la combustión, que son la causa principal de las diversas afecciones pulmonares.

Vaporizar y no fumar, es una alternativa que no solo reduce notoriamente los riesgos, sino que en este caso, el 95% de lo inhalado, son cannabinoides, y el otro 5% es esencialmente cariofileno, que es un aceite natural que se encuentra en muchas plantas, además de que por esta vía se absorbe desde los primeros segundos.

Actualmente puedes adquirir fácilmente diferentes tipos de vaporizador, al respecto es importante considerar la calidad, ya que esto también es sinónimo de duración y de obtener el mejor rendimiento y experiencia. Aunque factores como la forma, la batería, la capacidad, el tamaño, la eficiencia y hasta el diseño, son detalles muy personales, factores que determinan aquellos modelos ideales para cada persona y situación.

Formas de consumir marihuana

A continuación algunas de las formas de consumir cannabis más comunes.

Como se usa el vaporizador o cigarrillo electrónico

El funcionamiento de estos dispositivos es muy sencillo, aunque algunos pueden tener mayor o total especialidad en alguna de las diferentes presentaciones de cannabis, como lo es cannabis triturado o molido, en aceite o en forma hachís.

Y aunque dependiendo el modelo, puede haber algunas variantes o funciones extra, generalmente funcionan a partir de una batería, por lo cual desenroscarla y cargarla debe ser el primer paso. Tras cargar en su respectivo cargador, hay que volver a enroscar, y normalmente se requieren dar 5 toques al botón principal para bloquear y para encender o volver a activar.

Luego hay que cargar el vaporizador con el producto, si es líquido déjalo unos segundos reposando en posición vertical; una vez desbloqueada la batería quitamos la tapa de la boquilla y asegurándonos que se encienda el led que indique que está listo, procedemos a presionar el botón de contacto, al tiempo que inhalamos lenta y suavemente; tras inhalar soltamos el botón y disfrutamos el sabor, para luego expulsarlo lentamente por la boca o nariz.

Fumar marihuana en papelillo

La forma más fácil y tradicional de consumir marihuana es fumándola, práctica que se ha realizado desde hace siglos en diversas culturas y latitudes del mundo, en la gran mayoría de casos de forma totalmente legal, en realidad fue apenas a mediados del siglo pasado que comenzaron las prohibiciones, mismas que han venido menguando en años recientes.

El método más clásico es a través de papelillos, siendo el papel arroz el más tradicional, aunque hoy existe una amplia variedad de texturas, olores y sabores, los cuales pueden hacer más placentera la experiencia. También existen algunos otros como los de celulosa, que por su apariencia transparente resultan espectaculares, aunque trata de minimizar el consumo de este tipo, ya que estas son las más perjudiciales; en cambio, tenemos disponibles también alternativas de papelillos más orgánicos y limpios.

Basta con moler un poco, retirando cualquier vara o semilla, no solo porque pueden romper el cigarrillo, sino porque aquí no encontrarás THC, y por tanto ningún efecto agradable, y por el contrario, un muy posible dolor de cabeza.

Los cogollos de la planta, viene siendo la parte donde se encuentra la mayor concentración de THC, y por tanto esto es lo que se aprovecha para su consumo recreativo.

Fumar cannabis en pipa

De igual forma puedes fumar a través de pipas, lo cual es algo parecido, ya que de igual forma se aplica la combustión, aunque en vez del papelillo consumible, fumas al interior de algún dispositivo durable, de los que existen una incontable variedad de formas y materiales.

Algunos de los más comunes son los de madera, de cristal, pero también existen metálicos o incluso puedes improvisar y dar un toque natural fumando en una fruta, solo se requiere dar forma al principio básico con una boquilla, un conducto y un espacio para depositar el cannabis; esto dará un toque de frescura y sabor a cada inhalada.

Fumar cannabis en hooka, bong o narguile

Son también muchos los nombres para los dispositivos que ofrecen algún tipo de “filtro” de agua para fumar, generalmente son exuberantes con algún largo dispositivo central y una serie de mangueras conectadas a través de las cuales se obtienen enormes y atractivas bocanadas de un fresco humo blanco.

El efecto, también suele tener una tonalidad distinta, más acuática quizás, no obstante que debes tener presente, que de acuerdo a diversos estudios de instancias como la Organización Mundial de la Salud, se ha documentado que en realidad a través de este método terminas ingiriendo una mayor variedad de sustancias tóxicas, por lo que debe tomarse solo como algo esporádico, y nunca una actividad de rutina, pues en realidad no es un filtro, más que de temperatura.

Aún así, la dinámica colectiva, suele permitir que puedas pasar un buen rato disfrutando también de diversos sabores y tonalidades que es posible obtener a través de este estilo de fumar kaya.

En alimentos y bebidas

A través del estómago, es otra de las formas en las que puedes disfrutar las bondades lúdicas del cannabis, para lo cual existe una gran variedad de recetas.

No obstante que algo importante a considerar antes que nada, más aún si no estás seguro de la procedencia y forma de cultivo de la planta, es el hecho de que deberás darle antes una hervida en agua, pues debido a los pesticidas que se usan en muchos ámbitos, pudieras presentar una grave intoxicación si no eliminas adecuadamente estas sustancias tóxicas al ingerirse por la vía digestiva.

El THC no es soluble en agua, por eso no perderá lo más importante de su efecto, no obstante que te resultará útil saber que el THC sí es soluble en leche, es por eso que hacer productos como la leche o la mantequilla de marihuana, son algunas de las formas más efectivas de aprovechar sus efectos.

Y debido a que esencialmente puedes crear este tipo de componentes básicos de la cocina, es por eso que al incorporarlos a cualquier tipo de receta, platillo o alimento donde se incluya, ya estarás generando una divertida y estimulante experiencia.

Solo recuerda que cuando se consume cannabis a través de la comida, su efecto tarda mucho más tiempo en llegar, así que si ya han pasado unos minutos, y crees que esa mantecada de cannabis no fue suficiente, espera, no se te ocurra comer más o demasiado, ya que no solo estarás acumulando el efecto, sino que además este suele llegar de golpe, lo que podría ser muy intenso si has consumido una dosis elevada para tus condiciones físicas.

Por qué es ilegal el cannabis

Los motivos por los cuales el cannabis es ilegal, no han estado nunca libres de polémica; y es que incluso desde la perspectiva histórica, la batalla entre industriales buscando desprestigiar al cáñamo, que crecía como una alternativa y solución más práctica para una gran variedad de fines, parece haber sido demasiado clara y arbitraria, para comenzar a tener indicios de una prohibición sin un fundamento claro.

De igual forma, si desde una perspectiva médica y científica el concepto de droga, ya resulta imposible de definir de forma una coherente que englobe solo a aquellas sustancias que habitualmente se conocen con ese calificativo, más aún lo es pretender justificar la prohibición en función del presunto daño a la salud.

De hecho, sustancias que son consideradas legales y se pueden adquirir en cualquier esquina, como lo es el tabaco y el alcohol, se han documentado no solo como más nocivas en cuanto a la cantidad y riesgo de los efectos nocivos producidos en el organismo, sino también por su mayor nivel de generar adicción, en comparación con sustancias, muchas veces satanizadas, como la marihuana.

Desde la filosofía de profetas rastas como Bob Marley, la prohibición provenía del hecho de que la planta puede generar también la estimulación para pensar y reflexionar, lo cual consideraba era el verdadero temor de los poderes fácticos para combatir el libre uso de la planta.

Países donde el cannabis es legal

Al día de hoy, el país que ha alcanzado el mayor nivel de legalización del cannabis es Uruguay, ya que es totalmente libre el comprar marihuana, cultivarla, venderla y distribuirla, motivo por el cual se puede encontrar sin problemas en cualquier farmacia, tanto para fines medicinales como recreativos.

Un amplio nivel de libertad se ha alcanzado también en algunas entidades de Canadá y los Estados Unidos, más aún en la Costa Oeste; y en lugares como Bangladesh o los Países Bajos, también es posible obtenerla, aunque con mayores restricciones en cuanto a cantidad y lugares de consumo.

En España, así como en varios países de Europa como Italia, Bélgica, Dinamarca, Portugal y varios de Europa central, se ha legalizado para fines médicos y descriminalizado respecto a su uso recreativo, aunque con diferentes parámetros.

En Rusia y gran parte de América Latina se ha avanzado respecto a eliminar la criminalización tanto para su uso médico, como también para el recreativo.

Marihuana legal en España

La situación legal del cannabis en los últimos años aún ha venido ajustándose y permanece también con algunas indefiniciones; no obstante que al menos la despenalización se ha generalizado, y hoy en día existen diversos acercamientos legales a la planta.

Una de las formas más comunes son los clubes cannábicos, espacios donde es posible convivir y adquirir porciones personales de alguna variedad, siempre y cuando se esté incorporado oficialmente a ese club.

En términos generales se requiere ser mayor de edad, ser ya consumidor de cannabis e ingresar por recomendación de algún socio. Actualmente a lo largo de toda España es posible encontrar clubes cannábicos, y también existen diversos directorios donde puedes encontrar uno cercano a tu localidad, pues incluso regiones como Cataluña, y particularmente Barcelona, se han convertido en epicentros del turismo cannábico, no solo del país, sino de toda Europa, pues también hay lugares donde se tiene un mayor grado de apertura y tolerancia.

Otra forma de adquirir marihuana legal en España es sembrando tus propias plantas, hoy en día también existen las tiendas de semillas, que es una modalidad legal de venta, ya que en términos generales también se ha legalizado el cultivo para autoconsumo; claro, se tienen ciertas restricciones legales, como el hecho de que debe ser estrictamente para consumo personal y no debe estar a la vista de la vía pública.

A través de internet también es posible comprar cogollos, pero de forma legal únicamente aquellos con niveles reducidos de THC y con mucho mayor proporción de CBD.

¿Y es difícil cultivar cannabis?

No, en realidad hoy en día es más fácil que nunca, y además una forma más recomendada de consumo, pues te puedes asegurar de forma total de la calidad de lo que estás ingiriendo, además de que si eres un asiduo amante de la weed, sin duda que también resultará más conveniente en términos económicos pensando al largo plazo; a continuación te explicamos los pasos básicos.

Marihuana cómo se siembra

Para montar un sistema de cultivo de marihuana, lo primero es empezar por un poco de planificación, para así elegir los métodos e herramientas propicias para un crecimiento exitoso.

El cultivo al aire libre para su crecimiento en luz natural, hoy en día representa una parte minoritaria de los cultivos a nivel mundial, pues aunque resulta la alternativa más económica, y también puedes generar las plantas más grandes teniendo el espacio adecuado, la velocidad de crecimiento, así como el número de cosechas al año es más reducido que a través de un sistema de iluminación artificial, y más aún si vives en un lugar que no es cálido ni con mucha altura, que son las condiciones ideales de crecimiento de la planta en un entorno natural.

Hoy en día la mayor parte de los cultivos, tanto personales, como empresariales, se realizan con sistemas de iluminación artificial, para lo cual también se recomienda la implementación de mecanismos de captación de energías libres, lo cual a la larga permite reducir costos.

Esto no quiere decir que es mala idea una planta en exterior, pues si tienes suficiente espacio y paciencia, pueden crecer plantas de mayor tamaño, y en unos años estar aportando una buena cantidad de cogollos al año, aunque para esto también dependerá de tener las condiciones climáticas idóneas, lo cual es cada vez más impredecible.

Para empezar a acondicionar tu lugar, primero deberás definir los espacios, tanto para la germinación, como para el crecimiento, la cosecha y el secado de las plantas; puede ser desde espacios tan sencillos como una caja o un armario, hasta cuartos o bodegas completas, dependiendo la cantidad que quieras sembrar. Si harás iluminación artificial, deberás aislar el lugar de la luz del sol.

El equipo de iluminación, suele ser el paso más complejo y con mayor costo, no obstante que hoy en día hay una amplia variedad de lámparas de alta eficiencia (se recomiendan HPS), que con ayuda de un mecanismo temporizador, podrá simular los ciclos de día y noche, buscando llegar a un rango máximo de entre 24 y 30ºC durante los periodos de iluminación y 10ºC menos en los lapsos de descanso. Y también necesitarás un sistema de extracción de aire para una óptima ventilación.

Estos detalles los puedes conocer consultando las especificaciones del producto, aunque también considera que mientras más wattios apliques, mayor será el nivel de producción. Asimismo debes calcular también la extracción de aire que requerirás, teniendo presente que el número de watts/2 es igual al número de metros cúbicos/h del extractor por metro cuadrado; es decir, teniendo un espacio de 2 metros cúbicos podrías usar una lámpara de 600 watts, y requerirías unos 300 metros cúbicos/h de extracción.

También es necesario un proceso de humidificación, el cual puede ser manual mediante atomizadores o bien un sistema automatizado, configurado para mantener siempre una humedad de entre 40 y 60 por ciento; de igual forma se recomienda un sistema para deshumidificar.

Asimismo requerirás un espacio oscuro para la germinación de tus semillas, así como semilleros para hacer el proceso más productivo.

Y aunque en teoría debas tener ciertas condiciones, debido a diversos factores y variedades de plantas, estos pueden ser imprecisos, así que la observación y experiencia serán clave para ir haciendo los ajustes necesarios; por ejemplo, si notas que las hojas comienzan a volverse amarillas en los extremos, es síntoma de que la planta está tratando de disipar el calor, por lo cual deberás reducir la temperatura.

Marihuana como planta medicinal
Actualmente el cannabis medicinal, es una realidad que se encuentra legalizada o al menos en vías de legalización en la mayor parte del mundo, ya que se han documentado ampliamente los beneficios de este tipo de tratamientos para una gran variedad de padecimientos.

Entre las afecciones en donde el cannabis puede ser una alternativa que permita mejorar la calidad de vida, están aquellas vinculadas a fines gastrointestinales, como las náuseas, la anorexia, la diabetes, enfermedad de Crohn, falta de apetito; además también de las afecciones neurológicas, como Parkinson, Alzheimer, para la epilepsia, convulsiones, esclerosis amiotrófica; para padecimientos psicológicos como la ansiedad, la depresión, los trastornos compulsivos o postraumáticos, hiperactividad o déficit de atención; para males vinculados al sueño y el dolor, como la fibromialgia, artritis, insomnio, calambres, apnea del sueño, migrañas, miembro fantasma, e incluso para enfermedades complejas como el VIH, cáncer, glaucoma, asma, hipertensión y muchas otras.

Hoy en día a través de laboratorios o empresas, tanto nacionales como extranjeras, es posible acceder a diversas presentaciones de cannabis medicinal, principalmente a través de aceites y píldoras, aunque siempre bajo una prescripción médica que asegure un tratamiento médico adecuado para el caso en específico.

Esperamos haber resuelto tus dudas sobre el cannabis, cualquier pregunta o comentario, no dudes en participar.

Comprar semillas de marihuana feminizadas y autoflorecientes de la mejor calidad

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

ESTE SITIO WEB ES PARA MAYORES DE 18 AÑOS. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies